• El ahorro en el segundo trimestre de 2013 ha sido del 14%, respecto al mismo periodo del año anterior

Albet i Noya continua con su apuesta por el control en el consumo energético y avanzar en las buenas prácticas ambientes y ha decidido contratar una empresa de monitorización de consumos eléctricos para detectar las potencias realmente utilizadas en cada área y momento, los consumos de energía activa y reactiva, con el fin de detectar los consumos anómalos.

El proceso de ahorro, realizado con el apoyo de la empresa Macbrabant, y los contadores instalados para la ocasión, han permitido a Albet i Noya optimizar el contrato con la compañía comercializadora de energía y ahorrar un 14% más durante el segundo trimestre de 2013.

Avanzando en la eficiencia energética

Posteriormente, y a partir de las informaciones registradas de la potencia demandada día a día, se ha podido ajustar la potencia contratada a la baja, hecho que revierte en un ahorro añadido y en una importante reducción de las emisiones de CO2 por este concepto. El servicio de monitorización se comenzó a desarrollar a principios de 2013.

Albet i Noya -bodega reconocida por ser pionera en la producción de vinos ecológicos en Cataluña y en todo el Estado espanyol desde hace 36 años y que cuenta con una tradición de cuatro generaciones-, seguirá controlando el consumo energético para gestionarlo mejor y optimitzarlo a base de implantar "Buenas prácticas ambientales" y continuar avanzando en la eficiencia energética, reduciendo las emisiones de CO2.