La joven bodega Mas Rodó, después de 5 años en el mercado con sus vinos monovarietales de baja producción y alta calidad, ha decidido sacar un nuevo producto diferenciado.

Siguiendo la línea de un trabajo delicado y de calidad, Mas Rodó presenta su primer Rosado: "Incognit". Un vino joven que quiere invitar a jugar, a descubrir sensaciones.

El Mas Rodó Incognit, se presenta con una etiqueta blanca perlada, con texturas en relieve, para incitar a palparse el, a cerrar los ojos y degustarlo sin prisa, redescubriendo el que se encuentra en su interior.

Nota de cata:

Un vino de color frambuesa tenue, de gran intensidad aromática donde resaltan los aromas afrutados de mora, frutos rojos y violeta. En boca es un vino elegante y untuoso, con una acidez que lo hace persistente y refrescante.