Con más de 50 marcas diferentes, Bodegas Torres está presente en 140 países del mundo y tiene una plantilla de más de 1.200 colaboradores.

Durante el 2009, Bodegas Torres facturó más de 184 millones de euros. Para el 2010 la compañía vinícola apuesta por la consolidación de sus mercados, potenciar Torres Chile y promover su proyecto medioambiental (Torres & Earth) para paliar los efectos del cambio climático.
 
El apellido Torres está ligado al vino desde hace más de tres siglos, cuando se plantaron las primeras viñas en Vilafranca del Penedès (a 40 km de Barcelona). Desde sus orígenes en 1870, como empresa exportadora, Bodegas Torres ha conseguido permanecer fuerte, generación tras generación, ante los cambios de tendencias, moda y coyunturas económicas. ¿El secreto de su éxito? Aunar tradición y nuevas tendencias empresariales y vinícolas con un único objetivo: liderar el sector del vino y brandies de primera calidad.
 
Hoy, el negocio familiar, dirigido por Miguel A. Torres, perteneciente a la cuarta generación Torres, comercializa más de 50 marcas diferentes y está presente en 140 países del mundo. En España, Bodegas Torres cuenta con viñedos en las denominaciones de origen Penedès, Conca de Barberà, Priorat, Jumilla y Costers del Segre y bodegas en Penedès, Priorat, Ribera del Duero y Rioja. A nivel internacional, posee bodega y viñedos en Chile (Valle Central y Valle de Curicó) y en California (Estados Unidos). Marimar Torres (cuarta generación) dirige la bodega Marimar Estate y los viñedos en las zonas de Russian River Valley y Sonoma Coast.
 
En total, la compañía posee 1.869 hectáreas de viñedos, de las que 1.397 corresponden a España, 440 a Chile y 32 a California. Con una plantilla de más de 1.200 trabajadores, Bodegas Torres facturó más de 184 millones de euros durante el 2009.
 
Desde mediados de los noventa, Bodegas Torres está presente en el mercado asiático. Hoy, la compañía es la segunda mayor firma de distribución de vinos en China, facturando más de 10,94 millones de euros (datos 2009), y tiene presencia en India, a través de una joint-venture con socios indios y británicos. Bodegas Torres tiene también participación en empresas de México (Bodegas La Negrita), Reino Unido (John Fells & Sons), Noruega (Torres & Partners Norway), Finlandia (Wine State Oy), Andorra (Syspony Distribució), Brasil (Relocco), Canadá (MT Canadá) y USA (Dreyfus & Sons). Asimismo, tiene filiales en Suecia (MT Sverige) y USA (MT USA Inc).



Bodegas Torres apuesta por promover su proyecto medioambiental (Torres & Earth), para paliar los efectos del cambio climático, consolidar sus mercados – en especial, China, India y Brasil – y potenciar su bodega chilena para crecer en Estados Unidos y Reino Unido. Según Miguel A. Torres, “la compañía tiene entre sus principales mercados a Reino Unido, Países Bálticos y Alemania, aunque es en Estados Unidos donde consideramos que existe un mayor potencial para el futuro”.
 

Marcas

Desde los vinos blancos, rosados o tintos a los brandies, los vinos dulces y desalcoholizados, hoy Bodegas Torres comercializa más de 50 marcas. Entre sus marcas de vino más populares destacan Viña Sol, Sangre de Toro, De Casta, Coronas y Viña Esmeralda. Y en brandies son conocidas Torres 5 y Torres 10, así como el Torres 20 premiado en dos ocasiones como el mejor brandy del mundo.
 
En constante innovación, la compañía está muy pendiente de los cambios que se producen en el mercado. Fruto de ello destacan sus últimos lanzamientos en el mercado como son el vino blanco Natureo, el primer vino español desalcoholizado – con tan sólo 0,5 grados-, el vino de crianza riojano Ibéricos, la gama Atrium en el Penedès, los vinos Celeste de Ribera del Duero, los Priorat (Salmos y Perpetual) y los Vinos de Finca, la gama más selecta de Torres.
 
Los Vinos de Finca envejecen en la Bodega Waltraud, ubicada en Pacs del Penedès (Barcelona). Inaugurada en 2008, la bodega está destinada a la crianza de los Vinos de Finca, procedentes de las denominaciones de origen Penedès y Conca de Barberà. En total, son 113 hectáreas dedicadas a los vinos Fransola, Milmanda, Mas Borràs, Mas La Plana, Grans Muralles y Reserva Real.
 
Otra de las bodegas a destacar es Jean Leon que cuenta con sus propias instalaciones en el municipio barcelonés de Torrelavit, también en el Penedès. La bodega está integrada en Torres desde 1995.
 

En continua innovación

Para mantener su posición en el mercado, Bodegas Torres apuesta por la innovación permanente. Entre los proyectos impulsados destaca Cénit-Deméter, un proyecto liderado por la compañía vinícola y en el que participan 26 empresas españolas vinculadas al sector del vino y 31 grupos de investigación españoles. El proyecto, cofinanciado por el Ministerio de Ciencia e Innovación a través del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), investiga la influencia del cambio climático en la maduración de la uva.
 
Otros de los proyectos de investigación en los que Bodegas Torres trabaja es en la recuperación de variedades ancestrales que han ido desapareciendo del viñedo catalán. En este sentido, cada año, en época de vendimia, la empresa familiar publica anuncios en los periódicos locales solicitando a los viticultores que se pongan en contacto con ellos si conocen alguna cepa que no sepan identificar. Algunas de ellas, como la Garró, ya se han incorporado hoy a los cupajes de algunas de las etiquetas de Torres, especialmente en el vino Gran Muralles.
 
Por último, Bodegas Torres participa también en el proyecto Cenit Higea del que forman parte 14 empresas y que tiene como objetivo investigar la incidencia de la alimentación en la obesidad y la diabetes. El proyecto está cofinanciado por el Ministerio de Ciencia e Innovación.
 

Fuerte compromiso medioambiental

Bajo el lema “Cuanto más cuidamos la tierra mejor vino conseguimos”, la bodega procura integrar diferentes medidas medioambientales en todas las etapas de su sistema de producción. En este sentido, Torres practica una viticultura respetuosa con el medio ambiente utilizando alternativas biológicas en lugar de productos agresivos. Asimismo, colabora en la protección de los bosques del Penedès y de otras regiones de España y Chile y participa en programas de protección para la preservación de aves autóctonas.
 
Una de las grandes preocupaciones de Bodegas Torres es la repercusión que pueda tener el cambio climático en el viñedo y las medidas que se pueden adoptar para paliarlo. Un firme compromiso que se materializa a través del Programa Torres & Earth en el que figura un decálogo de medidas adoptadas por la compañía vinícola para paliar el cambio climático cuyo objetivo sería reducir un 30% las emisiones de CO2 en el año 2020:
 

  • 1. Instalación de placas fotovoltaicas para cubrir un 11% de las necesidades de la Bodega en energía eléctrica.
  •  2. Instalación de placas solares para producir un 50% de las necesidades de agua caliente, con la intención de llegar a cubrir el 70% de las necesidades.
  • 3. Participación en la promoción de un parque eólico para generar 2,8 MW de energía.
  • 4. Renovación de la flota de vehículos (115) con modelos híbridos.
  •  5. Utilización de una furgoneta eléctrica para el reparto en Barcelona.
  • 6. Colaboración en proyectos de investigación que permitan reducir el CO2 en la atmósfera o bien a su captación y almacenamiento
  • 7. Búsqueda de nuevos escenarios para adaptar las cepas a la nueva realidad climática.
  • 8. Aumento desde un 15% hasta un 40% de la depuración de aguas.
  • 9. Reducción del consumo de energía mediante el aislamiento de las cubas de acero, la construcción de almacenes subterráneos, rediseñando los circuitos, etc.
  • 10. Inicio del proyecto Tri-Generación: Los orujos y el raspón procedentes de la uva, generan anualmente 6 millones de Kg. de desperdicios que, mediante un proceso de gasificación, se pueden aprovechar para obtener energía eléctrica.

 
Su apuesta medioambiental ha valido a Bodegas Torres el distintivo de Compañía “Ecológica” del Año 2010, otorgado este año por la prestigiosa revista Drink Business, quien también incluyó a Miguel Torres en su Green List 2009 (ranking de las 50 entidades -personas, organizaciones y empresas- de todo el mundo que destacan por su contribución y compromiso en temas medioambientales). Pero sin duda, el reconocimiento más destacable ha sido el otorgado por el Observador Oficial de la ONU para cuestiones medioambientales (RTCC), quien ha reconocido a Torres como bodega pionera en responsabilidad medioambiental.